Es la guerra.

La guerra había comenzado. Clases enteras se levantaban contra sus padres, desafiando los lazos heredados, sobreescribiendo métodos, reutilizando estructuras. Variables estáticas cruzaban volando por el cielo, mientras mis pies tropezaban con montones de etiquetas <HEAD> y <BODY> revueltas en un amasijo de polimorfismos aberrantes. La causalidad lo precedía todo, y un ejército de diálogos cargaban contra la multitud con sus afilados punteros. Algunos memory leaks corrían despavoridos, intentando camuflarse bajo tipos elementales. El recolector de basura yacía inerte, sin que su bandera blanca ondeara más, estrangulado hasta la muerte por los mismos hilos que tiempo atrás había dejado impolutos.

Y ese fue el momento. El preciso instante en que sentí el frío deferenciador. Mi contenido se derramó, esparciéndose por el aire, y poco a poco dejé de oír el estruendo de los booleanos.

 

Y mi puntero se igualó a NULL.

 

Después, la oscuridad.

~ por Egon en 5 junio, 2007.

8 comentarios to “Es la guerra.”

  1. Your brain has been RELEASEd

  2. O_O …brutal😀

    No se puede describir con mejores palabras.

  3. Be a pointer, my friend

  4. tomas drogas?

    jiji😉, es coña.

  5. Release Yourself…. with roger Sanchez…
    (pillate el podcast y bajate “The Best of 2006”) xD

  6. ESTUDIA!!!!!!!!

  7. se me han quedado los floats doubles…

  8. Jejejeje… Es estudiar todo el día, que es malo, me hace escribir cosas raras😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: